Deterioro congnitivo

La pérdida de audición y el deterioro cognitivo

La audición es uno de nuestros sentidos más importantes que nos permite apreciar cosas muy bonitas de la vida, como la música, la risa o una buena conversación. Por desgracia valoramos poco algo cuando lo tenemos y en el Centro Auditivo Ángeles Fernández queremos concienciar de la importancia de la audición en relación con el deterioro cognitivo.

La pérdida auditiva es en la mayoría de los casos producida por el paso de los años, aunque recientemente son más jóvenes las personas que se ven afectadas a causa de malos hábitos durante la juventud, como la exposición a ruidos fuertes que perjudican considerablemente la audición.

Una vez que comenzamos a perder audición, esta se produce paulatinamente, de forma inapreciable en el día a día, pero que si no tratamos a tiempo será mucho más difícil de establecer una solución igual de eficaz.

La pérdida auditiva hace que la persona que la sufre se vaya aislando poco a poco, y a su vez, recientes estudios han demostrado como las personas que utilizan audífonos han mantenido sus facultades en las mejores condiciones que aquellas personas que han perdido audición y no han puesto remedio. Este último grupo ha presentado un deterioro cognitivo mayor que las personas que usan audífonos.

La pérdida de audición es un proceso natural, al igual que ocurre con la vista, que se va perdiendo con los años u otras facultades. Sin embargo, la pérdida auditiva no se trata con normalidad y suele existir un rechazo a la hora de usar audífonos.

Perder audición no es solo dejar de oír, sino dejar de entender, de mantener relaciones sociales, de renunciar a actividades que te gustan y de marginarse poco a poco. Para evitarlo, desde Ángeles Fernández aconsejamos una revisión auditiva gratuita al año para detectar posibles pérdidas de audición y mantener el ritmo de vida que mereces.