Prueba de Audífonos en niña

Ángeles Fernández te informa sobre la pérdida de audición infantil

¿Tu hijo tiene pérdida de audición? Si es tu caso, o el de alguien cercano a tí, en Ángeles Fernández, tu centro especialista en Puerto de Santa María, te contamos las posibles causas, y te aconsejamos sobre posibles soluciones.

Antes de nada debe saber que para la atención auditiva pediátrica es recomendable acudir a gabinetes especializados.

Una de nuestras prioridades de los padres y tutores es cuidar de la salud auditiva de los más pequeños, ya que la audición es fundamental para su desarrollo y tiene una gran repercusión en su capacidad de aprender, de comunicarse y de socializarse.

Posibles causas de la pérdida de audición en niños

Hay muchos casos de pérdidas de audición infantil transitorias causadas por infecciones como otitis y se manifiesta con un fuerte dolor de oídos, que el médico de familia tratará adecuadamente con algún tipo de antibiótico. Normalmente las otitis no son graves, pero si son recurrentes o no se curan de forma adecuada, pueden producir daños permanente en la audición.

Por otro lado, otra causa común de pérdida auditiva temporal en niños, es la presencia de cera en los oídos. En estos casos, es necesario acudir al médico de familia, y no intentar extraer los restos de cera por nuestra cuenta, ya que corremos el riesgo de causar al niño un daño irreparable en su audición.

En cuanto a las pérdidas de audición permanentes en los niños, es importante tratarlas cuanto antes, ya que pueden afectar a su vida social y su desarrollo cognitivo. En estos casos, una de las causas más comunes se debe a factores genéticos, enfermedades o medicación.

Los casos de pérdida de audición hereditaria se deben a la transmisión de un gen recesivo por parte de unos de los padres, con lo cual, no necesariamente uno de los progenitores tiene que ser también discapacitado auditivo.

Las enfermedades prenatales, las infecciones durante el embarazo o el consumo de toxinas, también pueden ser causa de la pérdida de audición congénita. Asimismo, puede haber problemas durante el parto o inmediatamente después, que también pueden provocar una pérdida de audición en el bebé.

Existen otras causas, como traumas en la cabeza o infecciones durante la infancia, tipo meningitis, que también pueden producir una pérdida de audición infantil permanente.

LA DETECCIÓN TEMPRANA, UN FACTOR DECISIVO

La mayoría de las veces, la pérdida de audición infantil puede ser difícil de detectar a simple vista. Sin embargo, una detección precoz es algo fundamental para que la repercusión en el desarrollo del niño sea la menor posible. El uso de audífonos está recomendado para todas las edades, Incluso en edades muy temprana, ayudándolos a continuar con su desarrollo como corresponde.

Desde Ángeles Fernández, te aconsejamos que acudas a un centro especializado en audiología infantil para realizar una prueba de audición a tu hijo, si sospechas que puede tener pérdida auditiva.