Audífonos

La pérdida auditiva neurosensorial y los audífonos

Cada pérdida auditiva debe ser tratada de un modo concreto. Esta es la razón por la que es necesario conocer al detalle el origen de su pérdida auditiva. Desde un punto de vista clínico las pérdidas auditivas se pueden clasificar en conductiva, neurosensorial y mixta.

La mayoría de los casos de pérdida auditiva se corresponden con la conocida como Neurosensorial. Si el problema se origina por anomalías en el oído interno, en la cóclea, en el nervio auditivo o en la vía auditiva podemos estar ante una pérdida auditiva Neurosensorial.

Audífonos y pérdida auditiva neurosensorial.

La pérdida auditiva neurosensorial tiene su origen, en muchos de sus casos, por el daño que se ha ocasionado por el paso del tiempo que ha provocado que las células ciliadas en la cóclea se hayan deteriorado. Junto con el tiempo, la edad de la persona que sufre esta pérdida auditiva, también la exposición a sonidos intensos puede afectar.

La pérdida auditiva neurosensorial tiene en el empleo de audífonos la solución ideal. Por el contrario, la pérdida de audición conductiva necesita recurrir a la cirugía para tratar esta incidencia.

Para poder establecer el diagnóstico y tratamiento de su pérdida auditiva vamos a necesitar, en primer lugar, evaluar su audición. Para esto necesitamos que acuda a nuestro gabinete del Puerto de Santa María, Cádiz, y tras las audiometrías correspondientes podremos indicarle la solución a su pérdida auditiva.

En el caso de que el empleo de audífonos adaptados sea la respuesta a su pérdida auditiva vamos a indicarle los modelos ideales para su caso en concreto. Los audífonos deben ser adaptados no solo en cuanto a su pérdida auditiva sino también en cuanto a su ritmo de vida. Le deben permitir llevar la misma vida que cuando no sufría pérdida auditiva. Gracias a los audífonos su ritmo y calidad de vida no se va a ver limitada.

Si desea más información estaremos encantados de poder ofrecérsela en Centro Auditivo Ángeles Fernández