Aceptar la pérdida auditiva

Aceptar nuestra Pérdida Auditiva mediante una Evaluación

Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las personas que pierden audición es al hecho de aceptar esta situación. Debemos ser capaces de detectar nuestra pérdida auditiva y el mejor modo de hacerlo es gracias a una Evaluación Auditiva como las que practicamos en el Gabinete Auditivo Ángeles Fernández del Puerto de Santa María.

La sensibilidad auditiva se va perdiendo con la edad por lo que debemos estar atentos a las señales que nos van a advertir de este proceso.

Cómo detectar la pérdida auditiva

Al igual que el resto de capacidades humanas, los oídos sufren el paso del tiempo y la sensibilidad auditiva va a ir deteriorándose, por lo que es importante detectar los avisos y señales para que podamos tomar soluciones a tiempo. Aunque lo mejor es evaluarse la audición de un modo rutinario, una vez al año es suficiente.

Si bien es cierto que no vamos nunca a recuperar la audición perdida si que vamos a poder detener el proceso y, mediante dispositivos tecnológicos como los audífonos, mantener nuestra calidad de vida y relaciones sociales, personales y profesionales.

La pérdida de sensibilidad auditiva es gradual por lo que es muy difícil advertirla pero eso no significa que no se esté produciendo. Lo ideal sería realizar revisiones auditivas regulares, al menos una al año hasta los 50 años y a partir de esa edad dos al año.

En el Centro Auditivo Ángeles Fernández, en el Puerto de Santa María, puede realizarse revisiones audiológicas gratuitas para conocer su situación auditiva.

Nuestro entorno va a ser el primero en advertir que nos "estamos quedando sordos" por decirlo de un modo coloquial. Esta es la primera alarma ante la que debemos preocuparnos. Otras señales que van a ser evidentes y que sin embargo negará son:

  • pedir a las personas que repitan las frases, incluso en numerosas ocasiones dirá "¿qué?" antes de que terminen la frase
  • esforzarse en intentar seguir las conversaciones, especialmente cuando haya varias a la vez
  • dejar de seguir conversaciones por haber realizado demasiado esfuerzo y justificarse diciendo que no le interesan
  • subir el volumen de la televisión
  • pensar que todas las personas hablan muy bajo y murmullan
  • evitar reuniones sociales

Estas son sólo unas señales pero que deben ser confirmadas mediante estudios audiológicos profundos.

En nuestro Centro Auditivo, Ángeles Fernández, podremos evaluar su audición de un modo profesional porque escuchar bien es asegurar su Calidad de Vida.

Si quiere PEDIR CITA lo puede hacer rellenado el siguiente formulario