Audífonos en Centro Auditivo Ángeles Fernández

Ventajas del diagnóstico temprano de la pérdida auditiva

Cualquier enfermedad, sea la que sea, siempre se puede tratar mejor cuando es diagnosticada a tiempo. El caso de la pérdida auditiva no es una excepción y por eso le recomendamos que acuda a su centro auditivo de confianza, al menos una vez al año, para conocer su estado auditivo. En el gabinete Ángeles Fernández, además, esta evaluación es gratuita.

El tiempo es un factor vital ante la aparición de la pérdida de sensibilidad auditiva. Si somos capaces de diagnosticar los problemas de pérdida auditiva en el momento inicial los tratamientos siempre van a ser más eficaces y sencillos. El equipo de profesionales especializados en audiología y audioprótesis del Centro Auditivo Ángeles Fernández están a su disposición para resolver cualquier incidencia.

Diagnóstico de la pérdida auditiva - Centro Auditivo Ángeles Fernández

Si todo son ventajas a la hora de diagnosticar la pérdida auditiva ¿cuál es el problema para que en general la mayor parte de la población no se someta a una evaluación auditiva rutinaria anual?.

Creemos que la respuesta es simplemente una falta de conocimiento de la verdadera importancia de este asunto. Entre todos debemos concienciarnos de la verdadera relación entre la calidad de vida y el estado auditivo. Si no oímos bien nuestra vida va a estar limitada.

Ventajas de actuar a tiempo ante la pérdida auditiva

  • Tratamientos más sencillos. Los tratamientos y medios siempre van a ser más sencillos
  • Tratamientos más efectivos. No solo son más sencillos sino que además son más eficaces. Cuanto menos tiempo pase desde la aparición de las primeras señales de pérdida auditiva hasta que empecemos a actuar más efectivos van a ser los tratamientos
  • Ralentización de la pérdida auditiva. Una vez que establecemos los tratamientos, el proceso de pérdida auditiva se va a ver ralentizado
  • Tratamientos más económicos. Además de más sencillos y más eficaces, también van a ser más económicos. Las personas con pérdida de audición leve disponen de audífonos a su disposición más sencillos y por tanto más económicos que los que necesitan audífonos con mayores prestaciones.